¿Por qué adoptar un perro?

¿Alguna vez has salvado una vida o le has dado una segunda oportunidad a alguien? Precisamente es eso es lo que harás si adoptas un perro de un albergue. Adoptar es un acto de solidaridad y amor.

Existen muchas razones para tener un perro, pero existen muchas más para adoptarlo de algún refugio. Algunas de las principales ventajas de adoptar un perro son:

- Ahorras dinero. El lema de la mayoría de las organizaciones que albergan animales es que “el amor no se compra”, por lo mismo, al adoptar un perro son mínimos los gastos, incluso puede ser gratis. Algunas fundaciones cobran por la adopción pero es para cubrir los gastos de vacunación, esterilización y desparasitación. Recuerda que las fundaciones son organizaciones sin fines de lucro y necesitan recaudar fondos.

- Ayudas a erradicar el abandono y maltrato de perros en Chile. Al adoptar estarás colaborando a solucionar el gran problema de sobrepoblación canina que aqueja a nuestro país.

- Los perros adoptados son más astutos y, por lo general son más sanos, ya que han tenido que sobrevivir a condiciones extremas. Muchos de ellos han estado en la calle o pertenecieron a un hogar, por lo que es más fácil enseñarles y estarán acostumbrados a estar rodeados de personas y otros animales.

A pesar de todas estas ventajas, hay muchas personas que prefieren comprar un perro de raza, sin embargo es muy importante tener en cuenta ciertos puntos al comprar una nueva mascota:

- Estarás fomentando la crianza desmedida de perros. Además, hay que tomar en cuenta que muchas veces los criaderos cruzan a los perros entre mismos miembros de la familia, lo que genéticamente produce enfermedades de alto costo.

- Los perros de raza necesitan más cuidados que uno mestizo. A diferencia de las razas de criaderos, los perros mestizos tienen una carga genética que los hace, biológicamente, más adaptados a condiciones poco favorables.

- El principal interés de las tiendas o criaderos que venden animales es el dinero. Para terminar con eso la única opción es dejar de comprar y comenzar a adoptar.

El objetivo de las fundaciones de animales es salvar vidas y prevenir el sufrimiento. En Fundación Stuka nos aseguramos que los posibles adoptantes sean aptos para cuidar y darle amor a un animal. Por lo mismo, es esencial tener en cuenta que adoptar es una decisión de largo alcance, ya que un perro vive aproximadamente 15 años, y durante ese tiempo debes ser responsable de gastos en el veterinario, bañarlo, la alimentación, incluso si es que te acompañará o no en tus vacaciones.

Jugar con tu perro es algo que le ayudará a desarrollarse intelectual y emocionalmente, y si lo acompañas con recompensas o premios, hará que sea un perro educado y obediente. Además, no solo será positivo para tu perro, sino que tú también podrás beneficiarte tanto físicamente como mentalmente. Con solo dedicarles 15 minutos al día podemos hacer felices a nuestros perros y devolverles el cariño que siempre nos dan.

Son muchos los factores que se deben tener en cuenta a la hora de adoptar, es por eso que tiene que ser una decisión consciente y para toda la vida. Adoptar un perro es una experiencia maravillosa y que cada día va en aumento en nuestra sociedad.



Síguenos en: