Moca: El perro símbolo de Stuka

Moca llegó hace 6 años a la fundación. En ese entonces tenía 1 año y no podía caminar. Una persona de buen corazón lo había encontrado en la calle después de ser atropellado. Lo llevó al veterinario y lo operaron de la columna con la esperanza de que se iba a recuperar e iba a volver a caminar. No fue así.

En ese tiempo casi no se hablaba de perros minusválidos y era difícil conseguir un carrito para un perro grande como Moca, pero aún así, el amor era tan grande por este perrito, que la rescatista le mandó a hacer un carro especialmente diseñado para él. Sin embargo, ella no pudo quedarse mucho tiempo con Moca, por lo que lo llevó a Fundación Stuka. Ahí lo recibieron con los brazos abiertos.



Durante todos estos años, Stuka ha hecho un gran trabajo de rehabilitación con Moca. Le enseñaron a caminar con el carrito y hoy corre como si tuviera 20 patas. El Niño Símbolo de la fundación es el más regalón, cariñoso y consentido de todo el equipo. El amor que recibe de voluntarios, médicos y todos los que conoce, él lo retribuye con besos y caricias perrunas.

Lamentablemente, sabemos que es muy difícil que Moca encuentre un adoptante, ya que éste tiene que estar dispuesto a hacerse cargo de los intensos cuidados diarios que este tipo de perrito necesita, pero si quieres darle tu amor y ayuda, puedes ser su Madrina o Padrino. Hazte socio escribiendo a contacto@fundacionstuka.cl y ayuda a Moca a tener un final aún más feliz!



Síguenos en:




© 2020 Fundación Stuka derechos reservados - contacto@fundacionstuka.cl