Perros terapeutas

Ya estamos en época de días soleados y agradables para salir al parque y pasear con tu perro, es por eso que en la siguiente nota te mostramos los beneficios de jugar con tu mejor amigo perruno.

Tener una mascota no solo implica cuidarlo y educarlo, sino que también es importante jugar con ellos. Dedicarles un tiempo mínimo diariamente es indispensable para que nuestros perros se sientan queridos e integrados a la familia.

Tener una mascota no solo implica cuidarlo y educarlo, sino que también es importante jugar con ellos. Dedicarles un tiempo mínimo diariamente es indispensable para que nuestros perros se sientan queridos e integrados a la familia.

Algunos beneficios de jugar con tu mejor amigo son:

Beneficios físicos: La actividad física los mantiene en forma y hace que mejoren aspectos como la coordinación, velocidad o la capacidad de reacción de los perros. Además, se pueden aprovechar las horas de juego para que se canse y bote su energía.

Beneficios emocionales: Jugar estimula el cuerpo pero también el cerebro de tu perro. Un perro aburrido puede volverse destructivo, por lo que si está enfocado en otra cosa, como un juguete, será positivo para su comportamiento. Además, la actividad estimula la memoria y el crecimiento de la corteza cerebral (en el caso de edades tempranas).

Beneficios sociales: Los perros suelen ser animales muy sociables, pero esto hay que incentivarlo a través de los paseos y juegos. Si salen a jugar al parque y hay otros perros y personas, tu perro los asociará con algo bueno, lo cual ayudará a que sea un perro más sociable y menos agresivo.

Beneficios educativos: Jugar con tu perro también es una manera de educarle. Si tu perro es mordelón o muy ansioso se puede corregir estos comportamientos a través del juego. Cuando nuestras mascotas juegan pueden sacar su frustración y canalizar toda su energía, de esta forma aprenden a dejar los malos hábitos y a jugar más.

Jugar con tu perro es algo que le ayudará a desarrollarse intelectual y emocionalmente, y si lo acompañas con recompensas o premios, hará que sea un perro educado y obediente. Además, no solo será positivo para tu perro, sino que tú también podrás beneficiarte tanto físicamente como mentalmente. Con solo dedicarles 15 minutos al día podemos hacer felices a nuestros perros y devolverles el cariño que siempre nos dan.



Síguenos en: