Alimento suprimido

Alimentos que no deberías darle a tu perro

A muchos dueños de perros les encanta alimentar a sus mascotas debajo de la mesa, sobre todo cuando no se pueden resistir a sus caritas y ojos de cachorro. Pero a pesar de que tu perro podría pensar que todo sabe rico, hay algunos alimentos que por ningún motivo pueden comer. En Stuka hicimos un listado de alimentos cotidianos para los humanos pero que debes evitar en la alimentación de tu perro.

Restos de Comida La comida humana suele contener gran cantidad de grasa, por lo que puede producirle una pancreatitis. Además, los condimentos que pueden llevar la comida pueden causarle severas gastroenteritis, úlceras, colitis, etc.

Huesos que se astillan Hay huesos que se astillan fácilmente, como los de pollo o conejo, por lo que hay que evitarlos. No hay que darles huesos de tamaño pequeño o aquellos que se astillan al romperse porque pueden clavarse en su garganta, perforar su estómago o intestino e, incluso, producir la muerte.

Chocolate El chocolate contiene teobromina, un análogo de la adrenalina, lo que puede ser mortal para tu mascota. Se estima que con sólo 6 gramos por cada kilo de peso del perro puede provocar un aumento de la contractilidad del corazón, actuar como un poderoso diurético causando deshidratación, afectar el sistema digestivo, provocar úlceras, afectar el sistema nervioso causando convulsiones, y a veces, la muerte. Su alto contenido de teobromina, puede provocar diarrea, hiperactividad e incluso paros cardíacos.

Leche y productos lácteos La mayoría de los animales se vuelven intolerantes a la lactosa cuando dejan la etapa de la lactancia materna. Por lo mismo, esto puede causar vómitos, diarrea y otros problemas estomacales.

Embutidos Al ser altamente saladas, puede causarles dolores de estómago u otras complicaciones. Además, los preservantes y condimentos pueden generar gastritis.

Cebolla y Ajo Estos alimentos contienen compuestos que causan un daño al sistema digestivo del perro, que es incapaz de digerirlos. Esto produce vómitos, diarrea, debilidad y reacciones alérgicas. El consumo de cebolla también puede conducir a la anemia hemolítica.

Palta El consumo de palta en altas cantidades puede causarles problemas respiratorios, ampliación del abdomen y problemas cardiacos.

Uvas y pasas El consumo de estos le puede provocar a tu perro daños gastrointestinales severos, insuficiencia renal aguda e incluso la muerte.

Dulces Al igual que los humanos, los productos azucarados pueden causar obesidad, problemas dentales y, con el tiempo, incluso diabetes.


Síguenos en: